Yogilates: Más equilibrio y elasticidad en tu cuerpo.

Hoy el mundo actual hay muchas causas de estrés por todos los cambios acelerados debidos al adelanto tecnológico, y a todas las limitaciones de la sociedad de consumo de las que tenemos que responsabilizarnos, de ahí que el “body-mind” o “mente-cuerpo” sean el boom en las estrategias para mejorar nuestra calidad de vida.

Yogilates Yoga + Pilates = Yogilates

En efecto, ¿Quién no quiere un ejercicio que tonifique los músculos, reduzca las calorías que consumimos durante el día y a la vez nos dé serenidad, nos relaje y armonice tanto por dentro y por fuera?

Si buscas la respuesta, entonces descubre el Yogilates = Yoga + Pilates

Cada vez son mas las personas, tales como los deportistas más exigentes o los que buscan nuevas dimensiones que se inclinan a esta clase de disciplina, donde no se salta ni se agita, sino que por medio de ejercicios suaves, profundos y continuos, sostenidos de una buena respiración se fortalecen y tonifican todos los músculos del cuerpo.

¿Cuál es el secreto de su éxito? ¿Qué tendrá para atraer a tantas personas?.

El Yogilates es el futuro del fitness. Es la esencia unificadora del yoga y del potente valor terapéutico del método Pilates fusionados en un solo sistema. El Yogilates ofrece una serie de ejercicios más equilibrada y completa que cualquiera de las dos disciplinas por separado. Con su práctica regular, se progresa con seguridad y rapidez hacia un cuerpo más fuerte y flexible, y un estado de ánimo más relajado.

Un poco de historia: Jonathan Urla estudió Yoga en EE.UU. e India, fue bailarín y triatleta, es especialista en educación física, en Pilates y en anatomía y biomecánica. Coreógrafo profesional y atleta certificado en ambas disciplinas, fusionó Pilates y Yoga y creó el Yogiilates en 1997. Gracias a su entrenamiento en Yoga, comprobó que resultaba mas fácil estudiar Pilates, y que en Yoga se lograban mejores posiciones, por mas tiempo y mayor control gracias a la práctica de Pilates.

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES: Si bien se trata de disciplinas diferentes, aunque complementarias, tienen algunos puntos en común.

Por ejemplo, hay similitudes entre las asanas (posiciones de Yoga) y los ejercicios de Pilates, principalmente los que se realizan en el suelo. Ambos son en forma suave y consciente, promocionan un equilibrio entre la mente y el cuerpo. Se basan en un control de la mente sobre cada movimiento del cuerpo, haciendo hincapié en la respiración, el Yoga para concentrarse y el Pilates para facilitar el movimiento. En Yoga las posiciones son una postura estática que promueve el equilibrio y sin repetición mientras que en Pilates son series de movimientos fluidos con determinado número de repeticiones.

El “centro” en Pilates o “powerhouse” clave del método, es una zona física, que se encuentra en la zona abdominal y lumbar y su fortalecimiento logra una mejor postura y estabilidad del cuerpo. Este centro coincide con centros energéticos de Yoga como el tercer Chakra llamado “Manipura” que es el encargado de controlar la respiración del organismo.

Los beneficios que se obtienen con la práctica de estas disciplinas también son similares, pero Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental, que mediante el fortalecimiento de los músculos internos que sostienen el cuerpo busca el equilibrio, la estabilidad y la firmeza acompañados con una respiración que promueve el control de la mente sobre el cuerpo. Yoga tiene su base en el autoconocimiento y no solamente en la estructura muscular, la palabra Yoga significa unión, es la unión primero de nuestro ser con uno mismo y luego con el universo que nos rodea

RECUERDA: Hay cosas en tu vida cotidiana que paulatinamente tendrás que tener en cuenta para sentirte bien, porque sentirse bien no es solamente esbozar una sonrisa, o algo que surja espontáneamente, es tu naturaleza, es tu ser, el que llevas contigo a todos lados, lo vistes, lo peinas, lo presentas ante tus amigos, le habla a tus hijos, ese es el que tiene que sentirse bien en todos los momentos y se consigue con una sola fórmula: QUERIÉNDOLO.

Comenzar este camino está en ti, nadie puede hacer algo por ti si tu no lo haces primero…

Los comentarios están cerrados.